7.9.10

(Chicalluvia era una chica de pelo corto)


A veces te miro y remiro y no paro de mirarte. Dicen que la belleza, a parte de estar por fuera, también está por dentro. Pero tú has conseguido que la belleza esté en ambas partes. Sin embargo, no puedo dejar de observarte. Paso las horas observando cada parpadeo tuyo, cada gesto, cada movimiento, cada sonido de tu voz y cada silencio.

7 comentarios:

  1. Y luego es como llevar una fotografía eterna en tu corazón, lo conozco :)
    muuack

    ResponderEliminar
  2. Esa dependencia de alguien puede llegar a ser incluso un poco enfermiza... pero no deja de ser maravillosa :)

    ResponderEliminar
  3. Y cada movimiento provoca un revuelo de mariposas en el estómago. (un beso y montones de estrellas de mar)

    ResponderEliminar
  4. como se podría dejar de observar a alguien que tiene tanta belleza por todos lados?
    muua

    ResponderEliminar